Si en estas fechas aún no tienes del todo claro qué vas a pedirte a los Reyes Magos, en este artículo encontrarás las mejores recomendaciones sobre juegos educativos que puedes incluir en tu carta mágica a Oriente.

Nuestros alumnos y profesoras ya los han probado en sus clases y les han encantado. Aunque van dirigidos a diferentes edades, todos los juegos educativos que os proponemos tienen el mismo objetivo: ¡aprender jugando!

1. Juego de tornillos:

Es un juego muy sencillo y divertido. Los niños utilizan las piezas del juego para dibujar pinchando, sobre una base blanca, los tornillos de colores. Siguiendo modelos y patrones ya dados, consiguen formar letras, palabras y diferentes figuras. Mientras juegan, desarrollan la motricidad fina, la lateralidad, la orientación espacial, la capacidad de observación, la memoria visual.

2. Palabrea:

Se trata de un entretenido juego de cartas para varios jugadores mayores de 6 años. Las cartas, que están a doble cara, tienen, por un lado, representadas las diez categorías distintas del juego y, por otro, tres letras de diferentes Los jugadores tendrán que encontrar, lo más rápido posible, una palabra de la categoría que indica la carta y que comience por la letra del mismo color. Con este juego, los niños trabajan, sobre todo, la atención, el vocabulario y la agilidad mental.

3. Chocolate Fix:

Parecido al sudoku, es un original juego de matemáticas, perfecto para que los niños trabajen la lógica y el razonamiento matemático deductivo. Este juego de mesa, recomendado para niños mayores de 8 años, propone a los jugadores un total de 40 retos que van desde el nivel principiante hasta el nivel experto. Los jugadores tienen que seguir las pistas del reto, razonarlas y llenar la bandeja poniendo en ella nueve bombones en la posición correcta.

4. La Torre:

En este juego los jugadores tienen que ir retirando, en cada turno. un bloque de una torre que ya está formada para, después, colocarlo en la parte superior de la estructura sin que esta pierda la estabilidad. El objetivo es conseguir desplazar cada bloque a su nueva posición sin que la torre se caiga utilizando solo dos dedos. La torre consigue potenciar el sentido de la lógica, la coordinación manual, la percepción del espacio y la sociabilidad entre los niños que juegan.

5. Puzzle con las horas:

En las piezas de este puzzle aparecen representadas las horas en un reloj analógico y en uno digital. El juego consiste en que los niños tienen que decir en vox alta la hora que está expresada en cada pieza y buscar la que encaje con ella. Si consiguen formar el puzzle de manera correcta buscando las piezas adecuadas, estarán comprobando si han comprendido bien las horas. El puzzle, recomendado para mayores de 3 años, es perfecto para practicar la resolución de problemas y el razonamiento lógico.

6. Splittissimo:

Al más puro estilo italiano, es un juego de cartas pensado para que los niños se inicien en las fracciones y su representación numérica de una manera gráfica y divertida. Durante el juego se colocan cuatro cartas en el centro de la mesa de manera que todos los jugadores, con cuatro cartas cada uno en la mano, puedan verlas. Teniendo en cuenta las proporciones en las que se divida la pizza, los jugadores tendrán que formar pizzas con las cartas que tengan disponibles en su mano y en la mesa.