Aprender inglés y otros idiomas es siempre algo enriquecedor y útil para cualquier persona, tenga la edad que tenga. Sin embargo, los especialistas coinciden en la importancia de hacerlo a edades tempranas. No hay que olvidar que los niños están aprendiendo constantemente y que la mejora del lenguaje forma parte, también, de su desarrollo.

Por lo general, los niños son mucho más receptivos, creativos y hábiles que los adultos. No se agobian ni se sienten presionados para hablar inglés y esto les facilita mucho la tarea de comprenderlo y practicarlo.

El hecho de dominar un segundo idioma les ofrecerá, entre otros beneficios, más oportunidades para viajar y encontrar un empleo cuando sean adultos. Pero, ¿y ahora? ¿Qué ventajas les aporta? ¿Por qué es importante aprender inglés desde niño?

Aquí os dejamos 10 razones para hacerlo…

  • 1.  Aprender inglés contribuye positivamente al desarrollo cognitivo.
  • 2. Ayuda a programar los circuitos cerebrales del niño.
  • 3. Alimenta la creatividad.
  • 4. Favorece la rapidez mental.
  • 5. Mejora la concentración y la atención selectiva.
  • 6. Facilita la comprensión y la resolución de problemas.
  • 7. Refuerza la confianza en sí mismos.
  • 8. Aumenta la capacidad de comunicación, mejorando la fluidez de las relaciones interpersonales.
  • 9. Acerca a otras culturas y puntos de vista,  haciéndolos más tolerante y respetuosos con el resto del mundo.
  • 10. Simplifica el aprendizaje de otros idiomas.

A pesar de los beneficios que tiene aprender inglés desde niños, no es bueno obligarles a estudiar un idioma que no es su lengua materna. Solo si lo sienten como un juego y no como una obligación, conseguirán dominarlo realmente.

Lo mejor es que empiecen a escucharlo y practicarlo de manera divertida, hablándolo con la familia, los amigos, los compañeros y los profesores; viendo películas, programas y series en inglés; escuchando canciones y audio libros; leyendo cuentos o pequeñas novelas; o jugando con otros niños o en apps para móviles o tablets.