Hoy vamos a conocer uno de los diferentes métodos de enseñanza que hay, el método Montessori.

Lo fundamental de este método es que se basa siempre en el desarrollo del niño, poniendo especial interés en que sea él mismo quien dirija la actividad. Mientras, el profesor ha de observar al alumno para adaptar el  entorno de aprendizaje a su nivel de desarrollo.

La finalidad de esto es que el niño desarrolle mediante sus propias experiencias su potencial y su máximo grado en las capacidades intelectuales y físicas. Siempre se trabaja en un ambiente estructurado y con bases científicas.

La encargada de promover este método de enseñanza fue María Montessori, basando su método en el trabajo del niño y la colaboración niño-adulto.

Con este modo de enseñanza se demuestra que el colegio no tiene que ser necesariamente un lugar en el que los profesores hablen todo el rato para transmitir conocimientos, también puede ser un lugar en el que los alumnos se desarrollen a través de su propio trabajo utilizando un material didáctico adecuado.